Hipoteca multidivisa. Análisis de la sentencia de 18/05/2016 dictada por la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 11) en contra de Barclays Bank (ahora Caixabank)

Últimamente estamos recibiendo consultas de clientes que han formalizado su préstamo hipotecario en otra divisa, como el yen japonés o el franco suizo, lo que comúnmente se conoce como “hipoteca multidivisa”. Este tipo de contrato es una combinación entre préstamo hipotecario y producto financiero, y comenzó a comercializarse a través de las entidades bancarias entre 2006 y hasta 2009 principalmente. En ese momento, el Euribor alcanzaba cuotas de hasta el 5% y el principal atractivo de estas hipotecas era el bajo tipo de interés (un 1%), derivado de la concesión del producto en monedas como los mencionados yenes japoneses o los francos suizos.

El problema es que la mayor parte de los consumidores que contrataron este producto no eran conscientes de las consecuencias que podrían producirse (y que se han producido) debido a la volatilidad de los tipos de cambio de las divisas. Por este motivo y con el objetivo de acercar directamente las respuestas que están dando los tribunales actualmente a los interesados, hemos decidido escribir esta serie de artículos en los que comentaremos algunas de las sentencias que se han publicado últimamente, intentando indicar de forma resumida los motivos principales por los que se están anulando las hipotecas multidivisa.

En el artículo de hoy, analizamos la sentencia de fecha 18/05/2016, dictada por la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 11) en contra de Barclays Bank S.A. (ahora Caixabank).

El Tribunal que conoció del asunto en primera instancia dictó sentencia mediante la que desestimó la demanda presentada. En esta sentencia se analiza y describe el contenido del contrato y la naturaleza y características de la hipoteca multidivisa, invocando jurisprudencia aplicable, así como los riesgos principales de la hipoteca multidivisa que ha motivado el procedimiento, entendiendo que entraña una considerable complejidad para clientes minoristas sin una adecuada formación y sin relación con los mercados financieros, y con ingresos y gastos exclusivamente en euros, pero cuyo funcionamiento y riesgos pueden llegar a entenderse si el prestatario conoce el producto y/o con una adecuada información sobre lo que el riesgo de cambio de moneda y si la forma en la que se pacta recoge de forma clara y transparente los derechos y obligaciones de las partes y todas las variables que resultan de interés en el contrato de préstamo y en la afectación que supone para la garantía hipotecaria.

El Tribunal de Instancia termina concluyendo que el grado de conocimiento global que el demandante tenía de la hipoteca multidivisa era suficiente para entender los riesgos que corría. Y extrae las siguientes consecuencias jurídicas aplicables:

i) no ha quedado acreditado el error en el consentimiento, ni como error obstativo ni como error vicio;

ii) no existe prueba del dolo que se imputa a la entidad bancaria demandada;

iii) la entidad bancaria demandada no prestó al demandante un servicio de asesoramiento previo a la contratación de la hipoteca.

El consumidor presentó recurso de apelación contra la sentencia dictada a favor de Barclays Bank (ahora Caixabank), argumentando fundamentalmente que ha quedado probado el incumplimiento esencial del deber de información y el dolo omisivo que se imputan a la demandada, que le llevó a consentir un negocio que no hubiera convenido de conocer los graves perjuicios que asumió, habiendo suscrito el préstamo hipotecario multidivisa, que es un producto especialmente complejo, con un consentimiento viciado.

El Tribunal recuerda la doctrina jurisprudencial actual tendente a proteger a consumidores y clientes minoristas que contratan productos complejos, citando entre otras, las siguientes sentencias:

En este caso en concreto, el Tribunal de apelación entiende que no es posible concluir que el prestatario- consumidor dispusiera de información clara, precisa, detallada y completa para comprender el real alcance del mecanismo de divisa y la correlación con los riesgos concretos asociados a la fluctuación de la divisa escogida en cuanto a las consecuencias económicas de dicha elección.

El Tribunal también establece que existe falta de transparencia, a los efectos recogidos, entre otras resoluciones, por la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 09/05/2013. Se estima parcialmente el recurso interpuesto por el consumidor contra Barclays Bank, S.A. (ahora Caixabank), y se declara:

1.- La nulidad parcial del préstamo hipotecario suscrito por las partes en fecha 11 de diciembre de 2007, en los contenidos relativos a la opción multidivisa.

2.- Que el efecto de dicha nulidad parcial conlleva la consideración de que la cantidad adeudada por los demandados es el saldo vivo de la hipoteca referenciado en Euros, resultante de disminuir al importe prestado las cantidades amortizadas hasta la fecha en concepto de principal e intereses, también convertidos a Euros, de manera que el préstamo quede referenciado a Euros y el tipo de interés al Euribor.

3.- La nulidad de la cláusula de intereses de demora.

4.- Sin expresa declaración de las costas causadas en ninguna de las dos instancias.

Si tiene cualquier duda o le interesa ampliar información sobre este tipo de asuntos, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le informaremos, sin compromiso, sobre las posibilidades de éxito que tiene su caso.


@RodaAbogados | @FranciscoRodaM | @AndresRoda

Roda Abogados | Islas Canarias

GRAN CANARIA | TENERIFE | LANZAROTE | FUERTEVENTURA | LA PALMA | LA GOMERA | EL HIERRO

IRPH y Cláusula suelo y Multidivisa y Hipoteca joven y Las Palmas y Tenerife y Caixa y Bankia y Popular y Santander