Hipoteca multidivisa. Análisis de la sentencia de 20/04/2016 dictada por la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 13) en contra de Bankinter

Últimamente estamos recibiendo consultas de clientes que han formalizado su préstamo hipotecario en otra divisa, como el yen japonés o el franco suizo, lo que comúnmente se conoce como “hipoteca multidivisa”. Este tipo de contrato es una combinación entre préstamo hipotecario y producto financiero, y comenzó a comercializarse a través de las entidades bancarias entre 2006 y hasta 2009 principalmente. En ese momento, el Euribor alcanzaba cuotas de hasta el 5% y el principal atractivo de estas hipotecas era el bajo tipo de interés (un 1%), derivado de la concesión del producto en monedas como los mencionados yenes japoneses o los francos suizos.

El problema es que la mayor parte de los consumidores que contrataron este producto no eran conscientes de las consecuencias que podrían producirse (y que se han producido) debido a la volatilidad de los tipos de cambio de las divisas. Por este motivo y con el objetivo de acercar directamente las respuestas que están dando los tribunales actualmente a los interesados, hemos decidido escribir esta serie de artículos en los que comentaremos algunas de las sentencias que se han publicado últimamente, intentando indicar de forma resumida los motivos principales por los que se están anulando las hipotecas multidivisa.

En el artículo de hoy, analizamos la sentencia de fecha 20/04/2016, dictada por la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 13). El Tribunal que conoció del asunto en primera instancia dictó sentencia mediante la que estimó la demanda presentada, declarando:

1. la nulidad parcial del préstamo hipotecario suscrito por las partes en la escritura pública de 4 de enero de 2008, en todos los contenidos relativos a la opción multidivisa.

2. que el efecto de la nulidad parcial conlleva la consideración de que la cantidad adeudada por los demandantes es el saldo vivo de la hipoteca referenciado a euros, resultante de disminuir al importe prestado (168.000 euros) la cantidad amortizada hasta la fecha, también en euros, en concepto de principal e intereses y que el contrato debe subsistir sin los contenidos declarados nulos, entendiendo que el préstamo lo fue de 168.000 euros y que las amortizaciones deben realizarse también en euros, utilizando como tipo de interés la misma referencia fijada en la Cláusula 3ª.B) de la escritura (EURIBOR a un mes + diferencial de 0,40). Además, el Tribunal condenó a Bankinter a abonar las costas del procedimiento.

La entidad financiera demandada (Bankinter), presentó recurso de apelación argumentando, en resumen, que el vicio de consentimiento prestado no puede dar lugar a la nulidad parcial del contrato; que debe presumirse la validez del consentimiento contractual; la apreciación restrictiva del error y la prueba del mismo; que las cláusulas contractuales superan el control de transparencia; y que es improcedente la integración realizada en primera instancia como consecuencia de la nulidad parcial apreciada.

El Tribunal recuerda la doctrina jurisprudencial actual tendente a proteger a consumidores y clientes minoristas que contratan productos complejos, citando entre otras, las siguientes sentencias:

En este caso en concreto, el Tribunal entiende que la información prestada por la demandada fue claramente insuficiente para que los consumidores pudieran llegar a conocer los riesgos inherentes al producto que contrataban siendo de resaltar que sólo recibieron la información de las ventajas del préstamo ofreciéndole una comparación de las cuotas que había de abonar en el caso de suscribir un préstamo en euros y en yenes, sin ninguna previsión del Euribor ni del Libor; y que, cuando firmaron la escritura pública, tampoco el Notario les informó de las características del préstamo que firmaban, limitándose a leer el contenido de la escritura.

El Tribunal de apelación establece que existe falta de transparencia de las cláusulas anuladas por la sentencia de primera instancia, a los efectos recogidos, entre otras resoluciones, por la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 09/05/2013, así como el importante desequilibrio de prestaciones que el contrato impone a los consumidores demandantes. Se desestima, por tanto, el recurso de apelación presentado por Bankinter y se condena a la entidad financiera al pago de las costas causadas. Este asunto ha sido dirigido por la Abogada Dña. Patricia Gabeiras Vázquez.

Si tiene cualquier duda o le interesa ampliar información sobre este tipo de asuntos, no dude en ponerse en contacto con nosotros.


@RodaAbogados | @FranciscoRodaM | @AndresRoda

Roda Abogados | Islas Canarias

GRAN CANARIA | TENERIFE | LANZAROTE | FUERTEVENTURA | LA PALMA | LA GOMERA | EL HIERRO

IRPH y Cláusula suelo y Multidivisa y Hipoteca joven y Las Palmas y Tenerife y Caixa y Bankia y Popular y Santander